Seleccionar y Asignar Roles en un Proyecto

share on:
People-holding-question-marks-b4d383

No es tan sencillo, de verdad. A veces pensamos que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer y terminamos trabajando con la misma gente. Pero elegir es nuestro derecho, como Jefes del Proyecto – siempre y cuando sea posible tenemos que ejercitarlo. El dilema de asignar roles en un proyecto.

Computer-NerdConseguir gente con las habilidades correspondientes es un plus. No hace falta que sean los mejores en su trabajo mientras puedan llevarlo a término. Hay otras “habilidades” que son muy importantes.

De hecho a veces es malo tener a “expertos” haciendo tareas triviales, se aburren, se frustran y no mueven el proyecto para adelante. Para evitar este problema es bueno dividir las tareas en orden de complejidad, y entonces tendremos una mejor visión de que experiencia hace falta.

Personalmente creo que lo más importante es la comunicación. No sirve de nada tener un cuarto lleno de genios que no pueden hablar entre ellos. Personas que puedan decir las cosas claramente, sin rodeos.

Un Tip, Los “verseros” o contadores de historias suelen ser buenos para la dinámica del grupo – aunque parezca muy raro lo que les estoy contando. En todos lados los hay,  en contraposición a los que son más parcos… entonces hay que aprovecharlos. Para detectarlos, durante la entrevista de trabajo, pregúntale por ejemplo qué hizo el último fin de semana, que te lo detalle. Depende de cuánto tiempo se tome y el nivel de detalle ya te enterarás ahí si es o no un buen contador de historias.

La Jerarquía del grupo es también un tema relevante. Si va a ser horizontal o vertical. Es bueno que todos respondan a un PM, aunque sea tentador que no lo haya. Siempre habrá quienes piensen que el Jefe de Proyecto hace poco, pero es el encargado de controlar que las tareas se cumplan y de interactuar con las otras partes interesadas. O de salvarte el pellejo cuando llegue el momento de enfrentarse a la directiva

En Holanda me tocó trabajar mucho con equipos horizontales, y entiendo los beneficios que hay. Donde todos tienen voz y voto, desde el programador junior hasta el CEO. Se escucha a todos y luego se toma una decisión en consenso (el polder-model le llama). Lo malo es que los proyectos se hicieron más largos, a veces el consenso y las reuniones comían todo el tiempo y el presupuesto.

Un organigrama de equipo más vertical sirve para asignar responsabilidades. En particular para la toma de decisiones: sean malas o buenas. Lo malo es que – como es costumbre – el jefazo no tiene mucha idea de la parte técnica y se manda bolazos cuando esté desesperado.

Otras decisiones que tienes que tomar: ¿Dónde va a trabajar el equipo? ¿En una oficina o en casa?

A veces no hay opciones respecto a la localización. El tenerlos a todos bajo un mismo techo puede servir para la productividad. Pero cada vez hay más gente que trabaja desde casa (en el Norte de Europa ya es standard trabajar uno o dos días desde casa, sino más) y cambiarle la rutina afecta la calidad del trabajo. En otros países, donde la práctica no es común, aplicarla podría ser una buena motivación extra para el equipo.

Mis últimos consejos:

Busca alguien que pueda llevar varios sombreros, alguien que quiera mostrar su capacidad de adaptación a distintos roles.

Y también, aunque parezca raro, intenta encontrar un haragán.sedentarismo

Ya veremos formas de localizarlo en la entrevista.Tiene que ser alguien muy hábil pero que prefiera encontrar el modo rápido de hacer sus tareas para dedicarle tiempo a otra cosa.

Son precisamente los holgazanes y haraganes los que te encuentran la solución a problemas y tareas tediosas.

 

share on:

Leave a Response